Connect with us

¿Que deseas buscar?

Una noticia importante es la reducción de la deuda hospitalaria en la región

La deuda en los hospitales públicos es un tema que afecta directamente al usuario al momento de atenderse en ellos. Un hospital que esté endeudado incide en la calidad de atención que reciben los pacientes, la escasez de insumos para realizar intervenciones quirúrgicas; falta de medicamentos que reciben las personas para un determinado tratamiento; horas médicas para recibir atención o para realizar algún examen de laboratorio o radiografía, son servicios que se ven resentidos ante problemas financieros que pueda tener un hospital.

 

Del presupuesto que reciben los hospitales públicos para funcionar, dos tercios se destinan al pago de servicios básicos (agua, luz, gas, etc.), para los sueldos de funcionarios y administración, que en consecuencia son gastos fijos en donde es muy poco lo que se puede hacer para reducir esas cifras de gastos.

 

El tercio restante es lo que se destina para comprar insumos y medicamentos, compras de camas al sector privado (cuando un paciente no se puede atender en el sistema público se deriva a un centro asistencial privado). Este tercio determina el tipo de funcionamiento de un hospital que debe autogestionarse para atender todas las necesidades de su población.

 

En la región de O´Higgins, los hospitales de Rancagua y San Fernando cumplen en su calidad de Hospitales de Alta Complejidad (HAC), con la mayor cantidad y diversidad de las atenciones de la población que permitan a su vez generar ingresos. Más del 60% de los ingresos que gestiona el Servicio de Salud O´Higgins (SSO) provienen de estos dos hospitales.

 

En los últimos 3 años se ha apreciado un importante descenso en la deuda que generan los 15 hospitales de la región que están bajo la gestión del SSO. Por ejemplo a septiembre del 2013 se ha disminuido en un 49% la deuda respecto del cuatrimestre anterior (mayo-julio 2013) pasando desde $4.339 mil millones a $2.255 mil millones de pesos.

 

“La baja en la deuda hospitalaria obedece a una serie de gestiones que hemos llevado a cabo en los hospitales de la red, procesos de licitaciones transparentes para la compra de insumos y medicamentos, mejoras en la resolutividad de prestaciones médicas que evitan enviar usuarios al sistema privado y pagar más dinero por sus operaciones, mayor cantidad de horas de especialistas, mejoras en infraestructuras de los recintos que permiten atender a más usuarios, regularización de deudas con proveedores, entre otras medidas”, afirmó Dr.Cristián Gabella, Director del Servicio de Salud O´Higgins.

 

Las medidas tomadas en el Servicio de Salud han permitido que la situación financiera de los 15 hospitales de la red esté corregida. Se destaca principalmente que la deuda con proveedores no sobrepasan los 40 días, lo que permite que los recintos no sufran alteraciones en su funcionamiento. “En general la situación de los hospitales de O´Higgins presentan una deuda que está controlada, no se excede los 40 días de deuda para el pago de servicios básicos lo que permite garantizar el servicio a los usuarios”, agregó el Director de Servicio.

 

Este descenso también se presenta al revisar cifras al cierre de cada año. Mientras que a fines del año 2011, el Servicio de Salud O´Higgins la deuda representaba un 10% del total de ingresos por el Programa de Prestaciones Valoradas (PPV: Dinero que ingresa por hospitalizaciones y servicios realizados  que luego reembolsa FONASA al Servicio de Salud); en el año 2012 la deuda representaba un 4% de los ingresos PPV y a septiembre del año 2013 la deuda representa un 7%.

 

Es preciso señalar además que ha existido un incremento sustancial en el gasto del presupuesto en Salud. Mientras el año 2009 los gastos ascendían a $19.928 millones de pesos se pasó al año 2012 con $32.413 millones de pesos aumentando en un 62% los recursos destinados directamente a mejoras en la atención de los usuarios y al mejoramiento de la infraestructura hospitalaria de la red, que implica aumento de prestaciones médicas.

 

Esto se traduce por ejemplo con la incorporación de servicios de telemedicina y teleradiología en hospitales de mediana y baja complejidad (Santa Cruz, Pichilemu, Litueche, entre otros) lo que implica menores costos asociados a estos recintos al no tener que derivar pacientes a otros recintos y por consiguiente incrementar la deuda asociados a estos conceptos.

 

De igual forma en el Hospital Regional se presenta un mayor nivel de resolutividad o solución de atención médica en el propio recinto, sin necesidad de recurrir  a recintos fuera del sector público de salud. Los pagos de prestación directa, traslado de pacientes e insumos médicos disminuyen y de esta forma al poder realizar más prestaciones médicas, hospitalizaciones es mayor el dinero que reembolsa FONASA.

 

“La importancia de disminuir la deuda en los hospitales de la región es primordial para no afectar la calidad de atención del paciente, que siga recibiendo sus medicamentos, que pueda realizarse sus exámenes, que el paciente hospitalizado reciba su alimentación, es decir que se le entregue un trato digno y de calidad”, concluyó el Dr. Cristián Gabella.

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.