Connect with us

¿Que deseas buscar?

La solidaridad de la Región de O’Higgins bien recibida en la región de Antofagasta

(destacada 3)

Servicios como Onemi, IPS, Fosis y Obras Públicas se encuentran colaborando en las zonas más complicadas por las inundaciones ocurridas hace algunos días.

 

Casas destruidas y calles bajo el barro es el panorama con el que se encontraron los funcionarios del Gobierno Regional de O’Higgins que se trasladaron hasta el norte del país para ayudar a los damnificados por las inundaciones ocurridas en Antofagasta, Atacama y Coquimbo.

 

La directora regional de Onemi O’Higgins, Alejandra Riquelme, llegó hasta Antofagasta el miércoles pasado para encargarse de la oficina de emergencia de esta región, allí asumió la gestión de la ayuda, la evaluación de los datos y el monitoreo de la maquinaria de despeje y de los albergues, labores que realizará hasta el viernes 10 de abril.

 

Según lo que ha podido apreciar, Riquelme dice que la zona más afectada es Taltal, sobre todo por la cantidad de viviendas destruidas. Es así que señala que ha llegado una gran cantidad de donaciones, pero también la necesidad sigue aumentando, por lo que hizo un llamado a que las personas continúen colaborando.

 

Asimismo, el Instituto de Previsión Social (IPS) de O’Higgins colaboró con un móvil a cargo de Marco Llantén, quien llegó el domingo a Atacama para ayudar en la atención y pago a los pensionados, asumiendo además la tarea de entregar información a la comunidad a través de los medios radiales.

 

La directora del IPS O’Higgins, Tatiana Ramírez, indicó que ha estado en constante comunicación con Llantén, quien le aseguró que los puntos de atención del IPS están deteriorados y muchas de las casas están destruidas. Por ello, Ramírez afirmó que el móvil está a disposición para ésta y otras tareas que se necesiten de manera de apoyar a otros servicios.

 

También la dirección regional de Fosis envió a profesionales, específicamente asistentes sociales, para que colaboraran en los catastros necesarios. Bárbara Zamorano, encargada del grupo de O’Higgins que está en Diego de Almagro, cuenta que están trabajando en terreno para realizar las fichas EFU (Encuesta Familiar Única de Emergencia).

 

Zamorano manifiesta que el trabajo hecho por los profesionales de Fosis ha sido bueno porque han avanzado rápidamente, pero asegura que fue impactante ver las consecuencias que dejó el alud al arrasar con poblaciones enteras. “Hay gente desaparecida y también hay gente que perdió sus casas y sus empleos”, señala.

 

La profesional indica que muchas personas que trabajaban en la minería o ferrocarriles perdieron sus trabajos por no presentarse, por lo que también se han dedicado a orientar en derechos laborales a la comunidad. Finalmente, Zamorano enfatizó la necesidad de seguir aportando con donaciones, especialmente de agua, alimentos no perecibles y mascarillas.

 

Otro de los servicios que desplegaron su colaboración fue la Seremi de Obras Públicas, la que mandó tres camiones tolva, una retroexcavadora y un cargador frontal con sus respectivos operarios, los que se encuentran actualmente trabajando en Copiapó y sus localidades aledañas.

 

José Sepúlveda es uno de los trabajadores que está allí y relata que la situación es realmente complicada, “es un escenario dantesco, fue impactante ver que las casas apenas sobresalían y los vehículos todos amontonados, pero lo peor fue escuchar los testimonios de la gente que perdió a sus familiares ya que el agua se los arrebató”, cuenta.

 

El operario señala que han trabajado arduamente para despejar los caminos y que incluso reciben ayuda constante de la misma comunidad, sin embargo, saben que es una tarea de largo aliento ya que se ha calculado que habría 1,9 billones de metros cúbicos de barro que sacar. “Estamos tratando de dar lo mejor de nosotros, ya que al escuchar todas esas historias uno se pone a reflexionar y se entrega con más fuerza a esta labor”, confiesa Sepúlveda.

 

Por otra parte, la Agrupación Médica Social Chile Ayuda (Amsca), quien llevó a cabo la campaña solidaria junto a Injuv en la Región de O’Higgins, también se dirigió hacia el norte con sus voluntarios, entre los que se incluyen profesionales del área de la salud que desarrollarán operativos médicos.

 

La fundación viajó hoy con la ayuda del Gobierno Regional hacia Tierra Amarilla donde además harán levantamiento de información para tener más claridad de cuáles son las necesidades más urgentes, sobre todo para después. El director nacional de Amsca, Antonio Lepe, comentó que “llegamos bien, pero la situación es bastante compleja, sobre todo en los accesos. Otro aporte que trajimos fue un equipo de sanitización para los albergues, la idea es ayudar lo que más se pueda”.

 

Respecto a toda esta colaboración que envió la Región de O’Higgins hacia la zona de la catástrofe, la Intendenta Morín Contreras expresó: “quiero agradecer a cada uno de los servicios que han cooperado con los chilenos y chilenas que hoy lo están pasando mal, nuestro objetivo es entregar el mayor aporte posible para que los damnificados puedan salir adelante prontamente y seguiremos a disposición ante cualquier necesidad futura”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.