Connect with us

¿Que deseas buscar?

A tercer trámite proyecto que modifica la ley de tránsito y regula la convivencia vial

(politica)

La Sala despachó en particular la iniciativa que establece normas para la circulación de ciclistas, límites de velocidad urbana que se mantuvieron en 60 Km por hora, educación vial y estándares de infraestructura, entre otros.

A la Cámara de Diputados, para cumplir su tercer trámite, pasó el proyecto que modifica la ley de Tránsito para incorporar disposiciones sobre convivencia de los distintos medios de transporte. Esto, luego que la Sala del Senado despachara en particular la iniciativa.

 

El texto legal  iniciado en Mensaje del Ejecutivo, tiene por objeto introducir en la Ley de Tránsito normas relacionadas con la circulación de ciclistas, límites de velocidad urbana, educación vial y estándares de infraestructura, entre otros.

 

En la oportunidad, a petición del senador Alejandro García Huidobro, se reabrió el debate sobre la norma que establecía una reducción de la velocidad máxima urbana a 50 kilómetros por hora e intervinieron los senadores: Juan Antonio Coloma, Alejandro Navarro, Guido Girardi, Manuel José Ossandón y Antonio Horvath.

 

Los parlamentarios discreparon de la conveniencia de bajar el límite de velocidad, considerando las actuales tecnologías que poseen los vehículos y también que los municipios tienen la facultad de rebajar dichos límites en zonas especiales como escuelas y hospitales.

 

Por 11 votos a favor y 8 votos en contra se aprobó la propuesta de no cambiar el actual límite de velocidad máxima de 60 kilómetros por hora en zonas urbanas.

 

Asimismo se aprobó mantener los criterios de uso de casco y otras medidas de seguridad en bicicletas, pero se equilibraron las sanciones en el texto legal, tal como señalaron los senadores Juan Pablo Letelier y Alejandro Navarro.

 

Finalmente, por 9 votos a favor y 6 abstenciones, se aprobó la norma que establece que “los triciclos motorizados de carga que se encuentren circulando por las calles y caminos del país a la fecha de publicación de la presente ley, tendrán un plazo de 6 meses, contado desde la publicación de la misma, para obtener el certificado de revisión técnica respectivo, inscribirse en el Registro de Vehículos Motorizados del Servicio de Registro Civil e Identificación y obtener su placa patente única. Cumplido el trámite anterior, quedarán habilitados para circular por las calles y caminos que la presente ley determine.”

 

En la ocasión hicieron uso de la palabra los senadores García Huidobro y Navarro quienes hicieron énfasis en la necesidad de no generar mayores requisitos, excepto los de seguridad, para estos vehículos que son pequeños y que no necesitan mayor burocracia para tramitar sus permisos.

 

 

LÍMITE DE VELOCIDAD URBANO

 

 

COLOMA

 

“Creo que es positivo que se mejoren las condiciones de desplazamiento en zonas urbanas pero no me hace sentido la propuesta de disminuir el límite máximo de 60 a 50 Km por hora. No creo que sea la mejor solución y recuerdo que este tema se discutió ampliamente, cuando se aumentó de 100 a 120Km por hora el límite máximo en carreteras”.

 

 

GARCÍA HUIDOBRO

 

“Las normas legales también deben adaptarse a las nuevas tecnologías y en la actualidad todos los vehículos cumplen con estándares más altos de seguridad. Incluso los municipios tienen facultades para disminuir los límites de velocidad en sectores donde hay escuelas y hospitales”. “Es fundamental no crear más conflicto porque los problemas de congestión seguirán siendo mayores”.

 

 

NAVARRO

 

“Se han creado cientos de kilómetros de ciclovías y tenemos un sistema de educación vial que ha permitido incentivar estos medios de transporte en las ciudades. Antes, la gente no viajaba en bicicleta porque no había normas de protección. Creo que disminuir la velocidad máxima en zonas urbanas  es una medida precautoria, de seguridad para ciclistas y peatones”.

 

 

GIRARDI

 

“Se trata de definir cuáles son las prioridades: este proyecto propone establecer una jerarquía distinta con una ciudad pensada primero en los peatones, ciclistas; luego el transporte público y finalmente el individualismo del automóvil particular.  Por eso existe la planificación de las ciudades”.

 

 

OSSANDÓN

 

“Las leyes deben responder al sentido común y mantener los 60 kilómetros como límite máximo es razonable y realista; más aún cuando existe la herramienta para que los municipios puedan reducir la velocidad en ciertos lugares. Pero es inaplicable disminuir la velocidad para la ciudad entera, sobre todo con la tecnología disponible en todo tipo de vehículo”.

HORVATH

«Este proyecto regula los medios de transportes y es inconveniente reducir el límite urbano en general. Las velocidades dependen de las distancias, las ciudades y las distintas tecnologías y si uno revisa el tema en retrospectiva hoy se puede transitar en diversos medios y no se puede por ello aprobar un proyecto general en esas condiciones”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.