Connect with us

¿Que deseas buscar?

Alimentos saludables y ricos en nutrientes es fundamental en cada una de las etapas de la vida de una mujer

(6)

BASF, empresa química líder en innovación y en el desarrollo de soluciones que promueven la calidad de vida y un mayor confort al ser humano, desde la infancia a la tercera edad, recomienda las mujeres incrementar el uso de Omega 3. Vitaminas y fitoesteroles.

 

 

 

 

Niñez:

 

Entre los 0 y 3 años, es clave incentivar en las niñas el consumo de frutas y verduras. Un elemento que no puede faltar en esta etapa son los lácteos, que son indispensables para prevenir los problemas de huesos en la adultez.

 

Asimismo, durante los primeros 1.000 días de vida, desde la concepción hasta que la niña cumpla dos años, los ácidos grasos omega-3 de cadena larga, el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA) son bloques fundamentales para el sistema neural de un bebé en crecimiento y las moléculas de señalización para la respuesta inmune.

 

Adolescencia:

 

Este período se ubica entre los 13 y 18 años, y las necesidades de nutrientes y energía aumentan rápidamente por las actividades físicas e intelectuales que viven las jóvenes. Las mujeres en esta edad alcanzan el desarrollo máximo de la masa ósea, por lo que el consumo de calcio en todos sus derivados es esencial en esta época. El mineral que tampoco puede ausentarse es el hierro, que es esencial para la creación de glóbulos rojos y se puede encontrar principalmente en la carne.

 

Una de las enfermedades que afectan especialmente a las mujeres es la osteoporosis que, según la Organización Mundial de la Salud, alcanza a 1/3 de las mujeres blancas por encima de los 65 años. Por lo tanto, la prevención es esencial durante la adolescencia. Las vitaminas D y K desempeñan un papel importante en la salud de los huesos, garantizando la deposición del calcio y previniendo contra el desarrollo de la osteoporosis.

 

Adultez:

 

En esta etapa hay que tener especial cuidado con las enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en todo el mundo. Los niveles elevados de colesterol y triglicéridos son grandes factores de riesgo: la concentración elevada de triglicéridos aumenta en un 37% la frecuencia de enfermedades cardiovasculares en las mujeres. Las directrices actuales de la Sociedad Europea de Arteriosclerosis y de la Sociedad Europea de Cardiología resumen cómo mantener un corazón sano: «Hay varias medidas eficaces y éstas incluyen la sustitución de grasas saturadas y grasas trans por grasas mono y poliinsaturadas, el aumento de fibras alimentarias , ácidos grasos omega-3 y la ingesta de alimentos enriquecidos con fitoesterol.

 

Como señalado, además del fitoesterol, el omega-3 es un aliado importante en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Son ácidos grasos poliinsaturados, abundantes en frutos del mar y que pueden consumirse también en alimentos enriquecidos o suplementos.  En las mujeres embarazadas el omega-3 es recomendado para reducir el riesgo de parto prematuro, apoya el desarrollo del sistema nervioso y ojos del feto, además de ayudar en la prevención de la depresión posparto.

 

Otra suplementación alimenticia interesante para la salud femenina son los carotenoides betacaroteno, licopeno y luteína. Estos ingredientes poseen acción antioxidante, combatiendo los radicales libres y retardando el envejecimiento de la piel. Los suplementos de luteína también pueden proporcionar beneficios significativos para la salud pública. El carotenoide es un ingrediente clave para la salud de los ojos, la protección del ADN, la salud de la piel, la inmunidad, el antienvejecimiento, el estrés y el bienestar.

 

Tercera edad:

 

 

En esta etapa de la vida se sufren diversos cambios, como la pérdida de masa muscular, la reducción de la movilidad de las articulaciones y la disminución de la densidad ósea. El envejecimiento afecta la alimentación porque cada alimento perjudica la dentadura, la producción de saliva o el aparato digestivo, es decir, que es el período más delicado, por eso hay que tener mucho cuidado al comer.

 

Lo ideal es que los adultos mayores tengan una alimentación variada y equilibrada, con un buen aporte de proteínas, vitaminas y minerales, además de realizar caminatas de 20 a 30 minutos todos los días para evitar algunas enfermedades propias de la edad. En este período existen mayores posibilidades de padecer diabetes o hipertensión, por eso es necesario controlarse habitualmente y tener mucho cuidado con lo que se come.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.