Connect with us

¿Que deseas buscar?

Ladrones, futbolistas, perros y mujeres

(columnajavier)

En ese orden funciona la justicia.

Las críticas y reclamos por la obsoleta legislación penal son cada vez mayores. El ministro de justicia, un abogado de precarios conocimientos al parecer por sus afirmaciones declara que tiene en su escritorio cuatro proyectos de ley de modificación del código penal pero no hace nada. Me temo que no los ha leído. Sostiene que es un trabajo para los académicos y que no se han puesto de acuerdo. El parlamento por su parte mantiene un culposo silencio. La reforma a la justicia civil, si bien nació en la academia, no requirió la unanimidad de los profesores de derecho para legislar. Al contrario, suscitó un serio debate parlamentario en que se escuchó los argumentos de los profesores de derecho hasta aprobar una importante modernización. A este ministro de justicia lo nombraron para que haga su pega y no para que se la cargue a otros. El ministerio de justicia tiene 25 funcionario de planta y 289 a contrata. Nadie en años ha sido capaz de modernizar nuestra legislación penal ¿Para qué se les paga?

Los tribunales funcionan además con procedimientos procesales hechos para otra época, burocráticos, que terminan más bien en una denegación de la justicia, lo que se traduce en el ejercicio del poder judicial en procesos eternos, sentencias erróneas, jueces con mal criterio, etc. Un Código Penal del siglo XIX que está obsoleto en cuanto a la configuración de delitos que tal vez no existían cuando se dictó o no revestían la gravedad que ahora tienen y con atenuantes como la manoseada “intachable conducta anterior” que son la delicia de los abogados defensores, acabando en penas que más parecen premios que otra cosa. Las autoridades de la corte suprema son pasivas, no toman la iniciativa porque creen que estarían invadiendo prerrogativas del ejecutivo. Disculpas y argumentos para sacarse los balazos sobran. Solo algunos han reconocido que están obligados a someterse a la letra de la ley por ultrapasada que sea esta.

Algunos ejemplos:

Los condenados por fraude al fisco, falsos contratos con boletas y facturas, fraudes a empresas terminan con una pena menor a cinco años y por la “intachable conducta anterior” se les reduce a pena remitida o reclusión en su domicilio gozando de Netflix y tomándose un gin tonic. No tiene que seguir un tratamiento terapéutico de reinserción con un psicólogo o un psiquiatra. Cero justicia.

La semana pasada concluyó el Torneo de Transición del fútbol profesional. Se disputaron 120 partidos en los que se penaron a jugadores con 652 tarjetas amarillas y 56 rojas por fouls (si no lo saben, foul es un anglicismo que significa, ofensa, maltrato, un delito deportivo, pero delito a final de cuentas). Esto es, agresiones por empujones, patadas, puñetazos y palmaditas en lugares erógenos. Sus penas son risibles que van desde un tiro libre a una expulsión con tarjeta roja y que las autoridades deportivas pueden hacerla extensiva a inhabilitarlo para jugar unos pocos partidos más. Penas de presidio cero, obligación de ir al terapeuta, cero. Indemnización al jugador agredido, cero.

Una ley más reciente establece un nuevo delito. Si Ud. le pega una patada a un perro la pena será de 30 UTM ($ 1.403.760) y puede llegar hasta 3 años de cárcel. No hay obligación de ir al psicólogo ni asistir a programas de reinserción social. Es más grave la patada a un animal que a un ser humano y un fraude económico. Un poquito de justicia.

La ley sobre violencia intrafamiliar establece una pena hasta de 15 UTM ($701.880) al marido que le da una paliza a su mujer y obliga al matón a asistir un curso con especialistas para quitarle el mal hábito. La multa es la mitad de la pena por la patada al perro. Las 8 mujeres parlamentarias de la época, entre ellas Goic, aceptaron sin discusión este menosprecio a la mujer respecto de los ladrones, futbolistas y animales.

 

¿Algún magistrado, ministro de estado o parlamentario se le ocurrió pensar que actos delictivos como los indicados deberían estar jerarquizados y que el respeto a la mujer está por sobre los otros casos señalados? Ninguno.

 

Javier Fuenzalida Asmussen

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.