Connect with us

¿Que deseas buscar?

¿Son los piropos realmente el problema?

 

Estamos pasando por transformaciones profundas de nuestra sociedad. Se han levantado fuertes voces en pro o en contra de lo que no nos gusta. Prueba de esto es, por ejemplo, que hoy en las redes sociales se habla que no se puede piropear a una mujer sin ser sancionado y acá me pregunto: ¿a que nos referimos con esto?

 

¿Es realmente decirle algo lindo a una mujer un delito? ¿Es realmente un “atentado” contra su persona?

 

Bueno…. Depende. El problema no radica en el piropo (o la interpretación de las masas que han hecho de esto), sino en una serie de factores que hacen de esta acción una molestia o lo que finalmente se traduce en acoso (que de paso es lo que apunta a frenar la nueva ley).

 

El piorpo en si es una forma cultural, muy utilizada en Chile por lo demás, que se define como “Palabra o expresión de admiración, halago o elogio que se dirige a una persona”. Por otro lado, el acoso es “Apremiar de forma insistente a alguien con molestias o requerimientos”.

 

Si una mujer (y digo mujer solo para que el ejemplo sea reconocido) muy linda caminando por la calle a lo largo de 20 cuadras es “piropeada” 5 veces (o cada 4 cuadras), ¿eso sería acoso? Claramente depende de quién lo vea…. Cada piropeador (o acosador) quiso solo darle su expresión de admiración (asumamos por un momento puros piropos sanos) y decirle algo lindo. Para ella, probablemente la cuarta vez ya no fue tan lindo y la terminó molestando.

 

Vamos un poco más atrás: Cuando salió la ley que prohíbe fumar en espacios públicos medio mundo predijo una crisis social y económica (por los restaurantes y bares)…. Y no fue tal. Hoy casi nadie pensaría en fumar en lugares públicos.

 

Así como la ley de acoso callejero, ésta ley no ataca lo que quizá es el problema de fondo, el respeto por el prójimo, el pensar que quizá nuestras acciones o actitudes molestan o incomodan al otro, el que no podemos hacer lo que queramos, al menos cuando estamos en comunidad.

 

Mas taras aun: ¿Recuerdan que antes andábamos en auto sin cinturón de seguridad? Parece una locura que tengamos que hacer leyes para cuidarnos a nosotros mismos, o cuidarnos de otras personas.

 

Y acá es donde debemos apuntar con los cambios socio culturales. Genera una forma de pensar distinta para generar cambios sistemáticos profundos a partir de la redefinición de valores, comportamientos y apoyarse en leyes que asuman esa base distinta (y no un problema puntual).

 

La cultura debe ser un elemento dinámico y funcional a la sociedad. No es un elemento de justificación de acciones, sino es un marco que establece supuestos y comportamientos válidos y no validos también. Por eso también cualquier organización debe pensar la cultura como un activo estratégico que debe moldear en función de la coyuntura actual, intentando extraer aprendizaje de tiempos pasados. Y no se debe pasar por alto que las culturas son fuertemente fijadas por valores claros.

 

¿Seremos capaces alguna vez de “tirar un piropo” sin ser multados? Eso va a depender de la cultura que generemos, tanto en los que tiran como en los que reciben esos piropos.

 

Marcelo Blechman

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.