Connect with us

¿Que deseas buscar?

Documental “El Patio” una dura realidad que pretende sanar heridas del pasado

Por Carolina Pérez Araya

 

 

La labor que realiza Miradoc, con difundir y llevar a todos los rincones miles de documentales y películas, todas realizadas por directores chilenos con temáticas nacionales que llevan a replantearse y reflexionar sobre hechos históricos de heridas que aun sangran en nuestro país.

 

El Patio es una de ellas, una historia contada por sepultureros que debieron vivir una época difícil, cumpliendo con su labor, la que los hace protagonistas de esta historia.

 

Para conocer en detalles el objetivo de esta película, conversamos con su Directora, la chilena-francesa Elvira Díaz, “vivo en Francia soy hija de un exiliado chileno y es mi tercera película sobre el tema, sobre las consecuencias de la dictadura en las vida de personas desconocidas, y mi película anterior que cuenta el entierro de Víctor Jara, es un documental que se llama Víctor Jara 26547,me quede mucho tiempo grabando al lado de su nicho en el Cementerio general, justo al frente del Patio 29, entonces para hacer entender que Víctor Jara tenía una tumba, que no había sido un desaparecido más, había que hacer entender que había otras personas desparecidas en frente, entonces busque a los sepultureros de la época y conocí a Roberto, el personaje principal, al principio fue un poco complicado convencerlo, pero al final aceptó el proyecto y trabajamos 5 meses juntos”.

 

 

 

Al consultarle sobre el tiempo que demoró terminar este proyecto precisó que “la idea comenzó el 2012 y lo terminé al fin del 2016, fue como tres años y medio de trabajo, fue harto tiempo”.

 

 

El desarrollo de este trabajo implica mucho tiempo de investigación, reuniones y trabajo con personas claves que aportan los detalles, pero la parte emocional que implica el hacer un trabajo de esta categoría no es menor, “fue súper interesante, muy emotivo, intenso, pero más me acercaba a los detalles del tema, de lo más duro, más me di cuenta de que había humanidad, es que las personas que fueron obligadas a sepultar a esas víctimas son personas muy sensibles como nosotros, no es porque son sepultureros era más fácil para ellos. De repente llegaron cientos de cuerpos, que habían recogido en el rio Mapocho o porque llegaban en camiones, los que habían sido muertos por metralletas o torturados, entonces fue realmente una pesadilla vivir esto, ellos son sobrevivientes que psicológicamente hasta hoy, no sé cómo han logrado superar lo que han vivido”.

 

Los sepultureros solo obedecieron órdenes, por lo demás estaba siendo vigilado todo el día, lo que implicaba un peso mayor a la labor que debieron realizar, con miedo y sin poder hablar con nadie, ni siquiera entre ellos.

 

Por último Elvira comenta que quiere que los que vean esta película puedan “rescatar cada pedacito de memoria y aceptar que pasó lo que pasó, no hay que negar. La gente del lado que sea tiene que acostumbrarse a vivir con este pasado”.

“El Patio”

Sinopsis:

Lelo y Perejil, dos sepultureros que cuidan con cariño el Cementerio General de Santiago, son guardianes de un oscuro secreto. En 1973, tras el golpe cívico-militar, fueron obligados a enterrar los cuerpos de miles de prisioneros políticos como NN (cadáveres no identificados), mientras sus familias los buscaban desesperadamente. Hoy, tras años de silencio y temor, comparten sus recuerdos con Sergio, el más joven de los sepultureros.

Las funciones en Rancagua serán los días:

Sábado – 11 de agosto – Cine foro con Elvira Díaz y Claudia Barril, a las 16:00 Horas

Salón Oscar Castro – Biblioteca Pública N°34 Eduardo de Geyter (Avda. Cachapoal 90).

Entrada general $1.500 – Estudiantes y Adulto Mayor $1.000

Si quiere revisar el tráiler, les dejamos el siguiente link: http://miradoc.cl/https-www-youtube-com-watchvzeqpdj7wp0w/

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.