Reseña Histórica

La ciudad de Rancagua se encuentra distante a 87 Km. De Santiago, es la capital de la provincia de Cachapoal y capital de la Región de O’Higgins. Fue fundada por el presidente de la audiencia y Gobernador del Reino de Chile, Don José Antonio Manso de Velasco, el 5 de Octubre de 1743, con el nombre de Santa cruz de Triana, en terrenos cedidos por el Presbítero Don Gabriel de Soto y Córdova y por el cacique Tomás Guaglén en 1687, cuando se realizó la mensura de tierras para fundar la villa, siendo aprobada por la Real Cédula del 29 de julio de 1749.

A la llegada de los españoles, Rancagua era conocida como Rancahue o lugar de escorzoneras, donde existía un poblado indígena, pequeño caserío situado al oriente del lugar donde se fundó lo que sería la ciudad actual. La matrícula de indios en 1743 llegaba a 53 indígenas, entre los que se contaba el cacique Juan Miguel Mauro.

La presencia hispana antecede a la fundación de la villa. Existen referencias de corregidores a partir de fines del siglo XVII, destacándose entre ellos Don Juan Hurtado de Mendoza que fue el primero en diseñar los solares del caserío.

Dos años más tarde de la fundación, en 1745, la villa contaba con 144 casas que poco a poco reemplazaron a los ranchos dispersos de los contornos.

Las órdenes religiosas de los Mercedarios y los Franciscanos levantaron sus iglesias y los primeros conventos. Los Jesuitas obtuvieron grandes extensiones que dedicaron a los cultivos de la agricultura.

El crecimiento de la villa determinó en el año 1786 la creación del primer Cabildo, sin embrago la ciudad se constituyó con lentitud. Medidas económicas incipientes, como el remate del peaje del puente de cuerdas sobre el Río Cachapoal, generaron un elemental presupuesto para mantener las necesidades del a villa.