Museo Regional

Inmueble ubicado en calle Estado Nº 685 de la ciudad de Rancagua. Su estilo es representativo de la arquitectura colonial urbana del siglo XVIII. Cuenta con una superficie de 355 m2, lo que da un total de 1.022 m2 de edificación. Se ignora la fecha exacta de su construcción y su primer dominio data de 1798, año en que un vecino de Rancagua de apellido Rodríguez la vende a Don Francisco Baeza.

La verdad constructiva principal de la propiedad es: su primer y único piso asentado sobre fundaciones de piedra bolón; muros estructurales de 1,10 mts. X 0,70 mts. De espesor; tabique de, madera con relleno de adobe parado y entablado revocados con barro; armadura de techumbres y pilares hechos a mano; sus pisos interiores son de tabla y ladrillo y sus corredores exteriores de baldosín.

La familia que tuvo la casa, mayor cantidad de años, en su poder, fue la familia Baeza.

La casa que enfrenta a la Casa del Pilar es de un piso y que con la anterior forman un conjunto único en la ciudad y ejemplo de arquitectura colonial urbana, se conoce como la casa del Museo al que se le une la plaza Santa Cruz de Triana, que fuera campo de la antigua Iglesia San Francisco, que se encontraba situada en la esquina Sur Oriente de calle Estado.

Esta casa del Museo, de gruesos muros de adobe, corredores con pilares de madera y techo de tejas, se encuentra ambientada en diferentes momentos del siglo XVIII, lo que le otorga un gran interés para conocer nuestro pasado colonial.

La colección del museo está organizada formando distintas ambientaciones de una casa del siglo XVIII, en la que se encuentra un escritorio, un salón, un comedor, una sala de imaginería religiosa y una sala de la época de la Independencia, con objetos y documentos de los Padres de la Patria.

El entorno de construcciones colindantes es la Casa del Pilar de la Esquina: Museo de la Patria Vieja de Rancagua y Plazuela Santa Cruz de Triana, otra plaza de la antigua Iglesia San Francisco, han sido declarados zona típica por decreto supremo Nº 725 del 24-01-80, del Ministerio de Educación, por cuanto se constituye en el lugar histórico mejor preservado de la ciudad.