Connect with us

¿Que deseas buscar?

Minuta Política nacional de la lectura y el libro – plan nacional de la lectura

(cultura)

1.-POLÍTICA NACIONAL DE LA LECTURA Y EL LIBRO (2015 – 2020)

 

1.1.- ANTECEDENTES

 

  • La elaboración de una nueva Política Nacional de la Lectura y el Libro fue un compromiso asumido en el Programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

 

  • La Política es producto de una consulta ciudadana realizada entre agosto y octubre de 2014, en Santiago y regiones, a través del proceso conocido como la Mesa del Libro.

 

  • Participaron 700 personas del mundo del libro y la lectura en todo el país, con lo que el CNCA respetó el principio de participación ciudadana (como hemos hecho con la consulta indígena).

 

  • El trabajo de esta instancia se estructuró en 7 temas de debate: lectura y educación, fomento lector, creación, patrimonio bibliográfico, industria e internacionalización, edición electrónica y marco jurídico.

 

  • Las conclusiones de este trabajo fueron sistematizadas en un documento aprobado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (CNLL) y el Directorio Nacional del CNCA.

 

  • Este documento también considera las propuestas generadas en el Parlamento del Libro y la Palabra, encuentro de escritores regionales y de pueblos originarios que se desarrolló en octubre de 2014 y que fue organizado por la Universidad de Chile, a través de la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones.

 

  • El documento contempla una definición de principios y compromisos acordes con el Programa de Gobierno, incluye un diagnóstico sobre la situación actual del sector en Chile y explicita el marco normativo en el cual se desarrollará la Política.

 

  • La Política tiene un carácter sistémico basado en un Ecosistema de la Lectura del Libro, que visibiliza a través de un diagrama a los actores que lo conforman y la relación entre ellos.

 

1.2.- OBJETIVO GENERAL

 

  • “Crear las condiciones para asegurar a todos los habitantes del país, incluyendo a los pueblos originarios con sus lenguas y a las comunidades tradicionales, rurales y de inmigrantes, la participación y el acceso a la lectura, el libro, la creación, el patrimonio y los saberes, protegiendo y fomentando la diversidad cultural y territorial, con equidad e integración social”.

 

 

 

1.3.- ÁMBITOS DE ACCIÓN

 

  • La Política consagra a la lectura como parte fundamental de los derechos sociales, económicos y culturales de las personas; e instrumento indispensable para la formación de ciudadanos creativos, críticos, reflexivos, participativos y constructores de procesos democráticos.
  • La Política es sistémica, porque identifica el conjunto de actores relacionados con la cadena de la lectura y el libro y se propone fortalecer los eslabones de modo de producir un cambio sustancial en el mediano plazo.

 

  • Pone el acento en la lectura vinculada a la educación sin olvidar la industria: En Chile no faltan libros, faltan lectores y que los libros lleguen a todos los rincones del país y que existan mediadores capacitados que hagan el vínculo entre esos libros y sus potenciales lectores.

 

  • La Política se sustenta en 7 principios: participación, diversidad cultural, interculturalidad, inclusión social, territorialidad, equidad y fomento a la creatividad.

 

  • El instrumento se estructura en torno a 5 ámbitos de acción: Lectura (incluye el trabajo de los grupos de lectura y educación y fomento lector de la Mesa del Libro), Creación, Patrimonio bibliográfico, Industria e internacionalización y Marco jurídico.

 

  • Cada ámbito define un principio orientador, un objetivo, y un conjunto de medidas, identificando a las instituciones públicas responsables del cumplimiento de estas.

 

 

1.3.1. Lectura y Educación:

 

  • Elaborar e implementar un Plan Nacional de la Lectura 2015-2020.

 

  • Fortalecer las bibliotecas y espacios de lectura como instrumentos de excelencia de la democratización en el acceso al libro.

 

  • Propiciar la participación de los medios de comunicación y sistemas de distribución en el desarrollo de la Política.

 

  • Fortalecer los establecimientos educacionales y universidades como espacios para la formación de mediadores de lectura en formato impreso y digital.

 

  • Garantizar que la lectura y el acceso al libro sean utilizados como fuente de información y aprendizaje, y la integración de los pueblos indígenas y de las personas con capacidades diferentes.

 

 

1.3.2. Creación:

 

  • Promover iniciativas de apoyo a la creación, impulsando la difusión de las acciones del CNCA y las buenas prácticas en el ámbito de la creación.

 

  • Apoyar, promover y difundir la premiación nacional y regional de la creación literaria en formato impreso y digital.

 

  • Impulsar el rescate de la identidad de los pueblos originarios.

 

 

1.3.3. Patrimonio Bibliográfico:

 

  • Investigar, recopilar, conservar y difundir el patrimonio bibliográfico.

 

 

1.3.4. Industria e Internacionalización:

 

  • Incentivar el emprendimiento de editoriales, librerías y profesionales del libro, para fomentar la sustentabilidad de la creación, producción, producción y circulación del libro nacional.

 

  • Promover la mejora de la calidad de los libros que elabora la industria editorial, a través de mesas técnicas con participación de organismos públicos y organizaciones de autores y editores.

 

  • Estimular la industria editorial nacional impresa y electrónica, a través de compras públicas.

 

  • Fomentar las ediciones electrónicas y facilitar el acceso a contenidos digitales en bibliotecas públicas.

 

  • Fomentar la creación y el emprendimiento editorial de los pueblos indígenas.

 

  • Apoyar y promover la internacionalización de la industria editorial nacional y regional.

 

 

1.3.5. Marco Jurídico Institucional:

 

  • Modificación de la ley del Libro N° 19.227.

 

  • Informar sobre los efectos de la reforma tributaria sobre los actores de la cadena del libro.

 

 

2.- PLAN NACIONAL DE LA LECTURA (2015 -2020)

 

2.1.- ANTECEDENTES

 

  • El Plan Nacional de la Lectura 2015-2020 es una de las medidas del Programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y es considerado el principal eje de la Política Nacional de la Lectura y el Libro 2015-2020.

 

  • Este instrumento es una articulación conjunta entre el Ministerio de Educación (Mineduc), el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), el Ministerio de Desarrollo Social (MDS), el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Minsegpres), a través del Consejo Nacional de la Infancia y el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama).

 

  • Se desarrolla en el marco de Reforma Educacional y consagra que la lectura es un derecho de todos y todas. Desde esta mirada, el Plan Nacional de la Lectura 2015-2020 se inscribe en un proyecto de cambio social, cultural y de participación para concretar y fortalecer una política pública de lectura.

 

2.2. VISIÓN

 

  • Hacer de Chile un país donde se garantice la lectura como un derecho social para todos sus habitantes.

 

2.3.- MISIÓN

 

  • Reconocer y visibilizar la lectura como derecho y práctica que contribuye a acortar las brechas sociales y culturales dentro del país, promoviendo el acceso a diversas prácticas y soportes de la lectura a lo largo de todo el ciclo de vida y formando personas informadas, críticas, creativas, reflexivas y participativas.

 

2.4.- OBJETIVOS:

 

2.4.1.- Objetivo General

 

  • Favorecer el ejercicio del derecho a la lectura, en todos los formatos y soportes, propiciando y visibilizando la participación ciudadana en la implementación del Plan Nacional de la Lectura y en los Planes Regionales de la Lectura.

 

2.4.2.- Objetivos Específicos

 

  • Vincular a los distintos sectores del ámbito de la lectura para trabajar articuladamente en iniciativas de fomento, aprendizaje y socialización de la lectura, integrando las experiencias y los conocimientos relevantes en este ámbito.

 

  • Propiciar la participación constante de la comunidad en las acciones y los programas del Plan, las cuales posibiliten un acceso equitativo de las personas a materiales, espacios y encuentros de lectura.

 

  • Incorporar y fortalecer la diversidad cultural en la implementación del Plan Nacional de la Lectura.

 

  • Apoyar y visibilizar la participación ciudadana en la planificación y elaboración de Planes Regionales de la Lectura, con la finalidad de incorporar las diversas realidades regionales y dar respuesta a las necesidades locales.

 

2.5. REGIONALIZACIÓN

 

Este instrumento contempla que durante el periodo 2015-2020 se desarrollarán Planes Regionales de Lectura en las 15 regiones del país, para lo que se constituirán Comités Ejecutivos en cada región, encargados de generar las acciones y formular los programas que conformarán sus respectivos planes.

 

El proceso de elaboración de los planes considerarán estas acciones:

 

  • Orientaciones: Definición de orientaciones y materiales comunes de apoyo conducentes al diseño de los Planes Regionales de la Lectura.
  • Articulación: Creación de redes y agendas de trabajo con agentes del mundo público y privado con el objeto de compartir experiencias y coordinar acciones que garanticen el trabajo colaborativo y el establecimiento de competencias y responsabilidades.
  • Diagnósticos: Desarrollo de instancias para el levantamiento de diagnósticos regionales respecto del fomento de la lectura que permitan, por una parte, identificar las necesidades de la región y, por otra, potenciar y articular las respuestas locales para abordarlas.
  • Diseño: Elaboración de marcos conceptuales y operativos -con el apoyo de equipos técnicos– para la formulación de programas que respondan a los objetivos y estrategias locales y que estén en concordancia con los lineamientos nacionales, facilitando la apropiación del Plan por parte de las regiones. En esta etapa se definen las fases de implementación, seguimiento y monitoreo de los programas.

 

 

2.6. LÍNEAS ESTRATÉGICAS DEL PLAN NACIONAL DE LA LECTURA:

 

  • ACCESO: esta línea busca garantizar el acceso a la lectura de todos los habitantes del país.
  • Contempla acciones y programas que apuntan a generar Oportunidades de encuentro (entre las personas, mediadores y creadores), Materiales de lectura (textos, materiales y recursos impresos y electrónicos) y Espacios de lecturas (Habilitación y/o mejoramiento de espacios de lectura convencionales y no convencionales que posibiliten a la comunidad el acceso democrático a la lectura y que potencien tanto el desarrollo de manifestaciones culturales como la formación de redes activas)

 

  • FORMACIÓN: Esta línea busca facilitar, acercar, promover y desarrollar el hábito lector en públicos diversos. Se consideran acciones en los ámbitos de Mediación lectora y Formación en gestión (capacitación del personal que da soporte operativo a espacios de lectura y/o puntos de préstamos).

 

  • ESTUDIOS: Considera la generación y difusión de conocimiento (investigaciones, seminarios, encuestas, etc.) que aporten a la toma de decisiones y definiciones sobre las materias que conciernen al campo de la lectura. Incluye acciones de Seguimiento e Investigación y Evaluación.

 

  • COMUNICACIÓN: Línea estratégica que visibiliza, pone en valor y difunde información sobre la lectura y las acciones del Plan por medio de diversos soportes que posibilitan el diálogo, la comunicación y participación de las personas en los espacios de convergencia de la lectura. Se consideran acciones de Sensibilización y Difusión.

 

 

2.7.- DESTINATARIOS:

 

El Plan considera como destinatarios a la población escolar, mediadores de lectura, usuarios de bibliotecas, grupos en hospitales y cárceles, comunidades de pueblos originarios, poblaciones periféricas de las ciudades o en lugares aislados, familias, personas con capacidades diferentes.

2.8. METAS:

 

A largo plazo, el Plan Nacional de Lectura contempla las siguientes metas (periodo 2015 – 2020):

 

  • Alcanzar el 100% de Planes Regionales de la Lectura diseñados y en implementación en cada una de las regiones del país.

 

  • Aumentar en un 10% la población que declara leer libros en formato impreso, por motivos de estudio o trabajo o por entretención u ocio.

 

  • Aumentar del 26 % al 28 % la población que declara leer libros en formato digital.

 

  • Mejorar la ubicación que ocupa la lectura entre las actividades habituales en el uso del tiempo libre de las personas.

 

  • Este instrumento considera también metas de corto y mediano plazo, que apuntan a lograr una articulación amplia y plural entre entidades públicas y privadas y a cumplir la ejecución de acciones y programas que aborden, sobre todo, la diversidad cultural, garanticen el acceso de la población a variedad de materiales y espacios de lectura y amplíen las capacitaciones en mediación de la lectura.

 

 

2.9.- SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN

 

2.9.1.-Seguimiento

 

  • El seguimiento implica la observación, registro y análisis de los procesos que se desarrollan en el Plan Nacional de la Lectura. Se establecen las siguientes estrategias para monitorear acciones, programas y metas, que requieren tanto de la participación de las entidades articuladoras del Plan así como la población beneficiaria:

 

  • Se utilizará un Sistema de Monitoreo de Desempeño Institucional (SIG) que implica la elaboración de indicadores anuales para obtener información y análisis sobre el cumplimiento de las metas.

 

  • Se realizarán encuentros anuales (presenciales y virtuales) para compartir y analizar los resultados de las acciones y los programas implementadas, con la participación de los equipos de las entidades articuladoras del Plan y con las Mesas Ciudadanas de Lectura.

 

  • Las instituciones realizarán seguimiento en terreno de acciones y programas, por medio de la medición de indicadores, observaciones, entrevistas, cuestionarios, planillas, registros, catastros e informes de gestión anuales, entre otros.

 

El seguimiento permitirá en el corto, mediano y largo plazo hacer correcciones oportunamente; reorientar y reformular rutas de acción; destacar y fortalecer modelos exitosos; conocer los avances en objetivos y metas; y mostrar resultados y garantizar la continuidad del Plan.

 

2.9.2.-Evaluación

 

La evaluación tiene carácter continuo en cada una de las etapas y los programas del Plan. Posibilita la valorización sistemática y objetiva de un programa o política en curso o finalizada; entrega información relevante para determinar la idoneidad, el cumplimiento de los objetivos, la eficiencia, la eficacia, el impacto y la sostenibilidad.

 

En el marco del Plan, se propone realizar una agenda de evaluación que implica, como mínimo, las siguientes acciones:

 

  • Evaluaciones periódicas de programas, orientadas a determinar el funcionamiento del Plan implementado, así como sus efectos y resultados. De este modo, se pueden redirigir, reorientarse o emprender nuevas acciones.

 

  • Evaluación intermedia y final del Plan Nacional de la Lectura. Estos procesos abordarán tanto preguntas descriptivas como normativas, que permitan realizar de forma oportuna ajustes a las definiciones del Plan con miras a su continuidad y sostenibilidad en el tiempo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.