Connect with us

¿Que deseas buscar?

Molestias

columnista5

Los más optimistas respiraron y los más pesimistas sospecharon. Los ministros Burgos y Valdés no trasmiten violencia sino un paso cansino para transitar hacia las reformas y creen así generar expectativas positivas que levanten la economía, lo que dejó tranquilo a los optimistas, pero a final de cuenta apoyan las reformas lo que deja nervioso a los pesimistas. En los días que han seguido la Presidenta continúa muda, sin dar señales de empoderamiento a los nuevos ministros ni pronunciarse sobre modificaciones que requieren la reforma tributaria que el SII no sabe cómo aplicar y la educacional cuyo cauce se ha desbocado, o el curso que deberá seguir la reforma laboral y su inconstitucionalidad. Peor aún, continúa siendo vaga en cuanto a la reforma constitucional dejando libre la tribuna a Atria, que la quiere por las buenas o por las malas, o a Quintana que quiere, a espaldas del parlamento, un tribunal popular corporativo como lo usan todas las dictaduras. Los reformistas nada dicen sobre cuáles son las disposiciones que encuentran malas en la actual Constitución como tampoco qué es lo que se quiere cambiar. Para popularizar el cambio sin más, centran la discusión en la forma evitando explicitar sus contenidos.

 

Sospecho que se desea triturar el Art. 19 sobre derechos constitucionales porque molesta a la izquierda. Les molestan los derechos del que está por nacer, molesta la libertad educacional, molestan las universidades privadas, molesta la libertad de trabajo, molesta la igualdad ante la ley, molesta la libertad de expresión y no puedan violarla como en Cuba y Venezuela, molesta que el matrimonio sólo sea para los transexuales, molesta que no haya derechos sociales sin deberes sociales y por sobre los derechos individuales. Molesta la salud privada, molesta el estado subsidiario (recuérdese que es parte de la doctrina de la Democracia Cristiana), molestan las concesiones a las inversiones privadas, molesta el derecho de propiedad. Molesta que haya leyes que por su importancia y consecuencias requieran quórum calificado. Molesta que haya solo 120 diputados y 36 senadores, restringiendo la carrera política.

 

Las molestias alcanzan también a la institucionalidad creada para evitar que el estado abuse de los ciudadanos. Molesta que el Banco Central sea autónomo, molesta el Consejo de Alta Dirección porque limita el pago de favores políticos, molesta el Tribunal Constitucional porque revisa las leyes del parlamento, molesta el Código de Aguas que establece la propiedad sobre los derechos de uso. Molesta que se modifique el parlamento para que sus miembros reciban una remuneración acorde con el estado del país y que los obligue a trabajar 220 días al año con 20 días hábiles de vacaciones. Molesta modificar el código penal para luchar contra la delincuencia, molesta la transparencia que deja al descubierto la corrupción de los izquierdistas, molesta la descentralización del país porque pierde poder la burocracia izquierdista. ¿Puede el Gobierno bajo estas circunstancias pedir optimismo y buenas expectativas?

 

 

Javier Fuenzalida A.

Profesor, Universidad Finis Terrae

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Diario El Cachapoal - Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Chile.
Fundado en Rancagua el 05 de Noviembre del 2003.